Cojín con el blasón de la Casa Targaryen

Mencionaba en mi entrada anterior que os iba a enseñar el otro cojín que había hecho a partir de los libros de Game Of Thrones. En este caso, el imponente blasón de la casa del dragón de tres cabezas: Los Targaryen.

Ahh, cuando me embarqué en la idea de pintar este dibujo sabía que iba a ser complicado, pero no esperaba tener tantos problemas; no solo porqué el dibujo es mucho más difícil de replicar dado los pequeños detalles, sino porque no tuve en cuenta la tela que usé.

El proceso para pintar el dragón es exactamente el mismo que con el direwolf. Así que vamos allá.

Materiales:

– Un cojín de color negro de tela de algodón, sin apresto y de aspecto uniforme.

– Pintura textil de color blanco y también de color rojo. Necesitaréis color negro si hay que repasar alguna zona.

– Un par de Pinceles: uno plano para las zonas más grandes y otro más fino para los detalles.

– Una hoja de papel carbón blanco o de color claro.

– Cartón duro o pequeña plancha de madera.

– Pinzas de tender.

Proceso:

Importante e imprescindible: lavar el cojín (habiendo quitado el relleno, claro). Sin suavizantes ni productos químicos, solo agua y jabón. Secar y planchar.

Medimos donde esta el centro para que el dragón quede bien ajustado. Aquí, aunque parezca incongruente, cuanto más grande sea el dibujo, más fácil será hacer los detalles. En mi caso el diámetro del dragón es más o menos 25cm; es una barbaridad y lo reconozco, pero queda genial. Pintar los detalles en un dragón más pequeño hubiera sido terrible.

Como en este caso el fondo es negro, hay que utilizar un papel carbón de color claro ya que sino no se ven las líneas. Yo utilicé uno en blanco. Hay que centrar muy bien el dibujo para que no se vea ladeado, no tanto por la inclinación del dragón sino por el espacio que queda a los laterales y por arriba y abajo.

Es BÁSICO que tengáis todas las lineas del dibujo marcadas en el cojín, porque sino después es un engorro y te pierdes, sobretodo en la primera capa y en los sitios con más detalle.

Ponemos la plancha de madera o el trozo de cartón duro por el interior de la tela, la tensamos y aguantamos con pinzas de tender.

Y a pintar.

En mi caso empecé con el trozo, digamos, más fácil (si es que hay algún trozo fácil en este blasón xD), que es la cola inferior y las patas: son áreas grandes y más o menos sencillas de hacer. Hay que tener mucha paciencia con este diseño, porque es un poco frustrante a veces.

Aquí, al empezar a pintar, hice el peor error posible: no hacer una prueba en un tipo de tela similar para saber como me iba a oscurecer el rojo al pintar directamente sobre negro. Cuando pintas en telas claras este problema no se da, ya que no afecta demasiado al color. En telas oscuras y pesadas, como la que utilicé, tiene una relevancia máxima.

En esta foto se ve claramente el problema: el rojo que utilice no cubría adecuadamente el color negro de la tela. No sé exactamente la razón, ya que si os fijáis en las partes pintadas en blanco, no tienen tanto problema.

Evidentemente lo que pensé que tenía que hacer era poner una segunda capa.

Tampoco fue suficiente. Estaba mejor, pero no era lo que yo quería. Sinceramente, no sé cuantas capas de rojo tiene este dragón, incluso mezcle dos tipos de rojo para ver si la cosa mejoraba.

Al final costó pero lo conseguí, llegué a un intenso y vibrante color rojo que destaca muchísimo sobre el fondo negro del cojín.

Lo que debería haber hecho al ver que el blanco cubría tan bien, era haber pintado el dragón en blanco en su primera capa y luego pintar encima el rojo, pero no, me compliqué la vida hasta el extremo xD.

Como el dragón era tan grande, consideré que poner el lema de la casa hubiera quedado demasiado pegado y visualmente muy agobiante, así que no por eso en este no lo hay.

Por suerte este cojín sigue en mi posesión, y seguirá en ella durante mucho tiempo, ya que es una de las piezas que más me ha costado más esfuerzo. Kolme paata (Tres cabezas, en finés), como le llamo cariñosamente, se queda conmigo. Cada vez que alguien lo ve, la habitación se llena de ¡Aaahs! y ¡Ooohs! y ¿Lo has pintado tu? Así que se queda xD.

Game of Thrones y el blasón de la Casa Targaryen pertenecen a George R.R. Martin y a HBO respectivamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s