Aguja e hilo (Parte I)

Escoger el hilo y la aguja a utilizar para hacer cualquier tipo de labor no es tarea fácil. Y ya no hablo del color elegido, cosa demasiado personal, sino del tipo de hilo, del grosor y de la composición del mismo.

Como todo, es algo que va por gustos y que depende en mayor o menor medida de lo que se quiera hacer. Porque no es lo mismo hacer una bufanda que hacer un jersey, un par de calcetines de invierno, un gorro o un paño para la mesa nueva (algo que por aquí no haremos nunca).

Un buen día te levantas, te das cuenta que el cumpleaños de tu prima se acerca y no tienes ideas para regalarle algo bonito y práctico. Y de repente te acuerdas del patrón de ese gorro tan bonito que viste hace un par de días por internet, y que no te pareció demasiado difícil de hacer. Y entonces llega el primero momento crucial: elegir un hilo adecuado

Y no hablo de color, ni mucho menos, sino del tipo de hilo que quieres utilizar. Si va a ser muy gruesa o muy fina, si quieres que tu gorro quede muy apretado o muy calado. En realidad es todo un arte, y a veces es fácil no acertar.

Como veis, es todo un mundo. Esta es sólo una pequeña muestra de los hilos que tengo por casa, y de los distintos grosores que se pueden ver en el mercado, pero sirve para que os hagáis una idea. Lógicamente, a más grosor más “abultará” gorro. Y, por decirlo de alguna forma, al tener el hilo menos grosor el gorro nos quedará más fino.

Como es fácil de deducir no quedará igual un gorro hecho con el hilo azul que con el naranja. Va a ser algo totalmente diferente en cada caso.

Sin embargo una vez que tenemos el hilo elegido, aún nos queda otro pequeño paso antes de empezar con las cadenetas iniciales (ya llegaremos a ese punto en futuras entregas). Hay que escoger una aguja adecuada para el hilo, porque no sirve cualquier aguja pero no sólo hay una aguja para cada hilo. Lioso, si, pero intentaré aclararlo.

En todas las madejas que se compran se puede ver la recomendación del fabricante sobre el tipo de agujas a utilizar, como se puede ver en la siguiente foto.

A veces la numeración que aparece es para agujas de punto (knitting) y no para agujas de ganchillo (crochet), pero en ocasiones son extrapolables. Sin embargo no sólo hay esa opción.

Las agujas van numeradas, desde 0.25 hasta… Bueno, en realidad no sabría hasta cuanto deciros. Las mías van del 2 al 10, pero he visto más pequeñas y más grandes. Y es evidente que para lanas gruesas y que para lanas muy finas no hay problema: es fácil elegir una aguja. Pero para las intermedias… Se abre un mundo de posibilidades.

Más adelante os haré una demostración, pero muchas veces podemos usar distintas agujas con una misma lana, obteniendo dos cosas parecidas pero al mismo tiempo distintas. Con el mismo hilo, a aguja más gruesa el punto quedará más suelto, y viceversa. Pero como os he comentado, ya lo iremos viendo en posteriores entregas.

Lo más recomendable, cuando se duda entre dos agujas para un hilo, es probar un poco con cada una de ellas. Normalmente con la gruesa queda más suelto el punto, y con la más fija algo más apretado. Pero como ya os comenté anteriormente, gran parte de la gracia de esto consiste en hacer y deshacer hasta conseguir lo que queremos.

Anuncios

Un pensamiento en “Aguja e hilo (Parte I)

  1. Aracelis gomez

    Saludo!! Que buena tu explicación, soy de Venezuela y que problema con la numeración cuando voy a tejer todavía no entiendo a veces pruebo para saber cual es la indicada 😦 espero tu demostración. Gracias 🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s